Connect with us

Hola, que estas buscando?

Comunicados

“Si nos enseñaran a perder, ganaríamos siempre” comentarios para una vida feliz y un mejor desarrollo personal

Si se tiene en cuenta la frase de “Si nos enseñaran a perder, ganaríamos siempre” del libro del escritor Albert Espinosa, se puede obtener una moraleja vital. De hecho, se ha escrito sobre ello en distintos artículos de Periódico Digital.

No son los sucesos, sino la respuesta ante ellos lo que distingue entre “éxito” y “aprendimiento”. Todo ello puede condicionar una vida feliz. 

Al margen del contenido del libro, que no será explicado en el actual artículo, es importante reconocer todo aquello que hace tambalear el bienestar de uno mismo, es decir, comprender diferentes aspectos de la vida y cómo afecta a la felicidad de cada uno de los individuos. 

“Si nos enseñaran a perder, ganaríamos siempre” es una idea importante para recordar

Es frecuente escuchar a los abuelos decir: “no ofende quien quiere, sino quién puede”. Este consejo entrañable resultaba constructivo en el desarrollo de la adolescencia. Sin embargo, parece que a lo largo del tiempo, suele olvidarse la importancia del propio bienestar en detrimento de las entregas en el trabajo, la felicidad de los familiares o el estrés del día a día. Es decir, existe un movimiento de prioridades que, definitivamente, juegan un papel crucial en la felicidad de toda persona, posicionándose en segundo plano.

Parece ser que ocupar las agendas de manera desorbitada es tendencia en los últimos años. Incluso, si el día a día no está repleto de acciones, llamadas y reuniones se identifica como un día “poco productivo”. 

Se suelen llenar tanto las agendas laborales y sociales que a menudo se olvida el valor de la relatividad del tiempo. La única verdad es el “ahora”, y el ahora requiere de plenas facultades para aprovechar cada día, siempre desde la base del bienestar.

Y es que de nada sirve “ser productivo” si falla el primer escalón, es decir, la tranquilidad y satisfacción de uno mismo. 

Pirámide de Glasgow para la felicidad

Abraham Maslow fue un principal exponente de la psicología humanista. Maslow creía en una jerarquía de necesidades humanas y cómo satisfacer estas necesidades: desde la más básica, hasta la más compleja. 

Entre los niveles más básicos, se encuentran las necesidades fisiológicas vitales para la supervivencia. Justo en escalones inmediatamente posteriores, se encuentran las necesidades de la moral, la familia e interacción social o reconocimiento, de modo que, en primer lugar, es esencial contar con el propio bienestar. 

Independientemente de coincidir o no con esta tendencia humanista, lo cierto es que poder afrontar las adversidades con objetividad y desde un punto de vista positivo puede ayudar a mantener la propia salud mental, para un mejor desarrollo personal y laboral. En Una Vida Feliz se trabaja de distintos modos temáticas que afectan positivamente a estos desarrollos. 

También te puede interesar

Comunicados

La startup de EdTech StuDocu recauda 50 millones de dólares para acelerar su crecimiento internacional /COMUNICAE/ StuDocu es una plataforma de tecnología educativa para...

Comunicados

“Una aventura de película para jugarla en primera persona”. Esta es la experiencia que la empresa salamantina Escape City Box garantiza a los jugadores...

Comunicados

La instalación de vidrio es un proceso laborioso que únicamente deben realizar los profesionales del sector. Las soluciones de acristalamiento pueden optimizar un espacio...

Comunicados

El sector del trading de divisas y las criptomonedas sigue sumando audiencia. Cada vez más personas están interesadas en realizar cursos de trading en...